El Agua y el cloro

La importancia de beber Agua Pura

La calidad del agua disminuye a medida que aumentan las presiones demográficas y la mala utilización de los recursos hídricos. En las últimas décadas del siglo pasado, por ejemplo, ha habido un incremento significativo en la generación de desechos cloacales debido al aumento de la población mundial, los cuales llegaron, al finalizar el milenio, a más de 2.300 Km3 por año.
Como los líquidos cloacales, en su mayor parte, se vierten sin tratamiento, el agua contaminada representa hoy un porcentaje muy alto de la cantidad total de agua disponible para uso municipal (redes de agua potable corriente de red), industrial y agrícola. Y, al requerirse entre 8 y 10 m3 de agua para diluir 1 m3 contaminado, en muchas zonas del planeta directamente no habrá suficiente agua para tratar la contaminación.

Esta permanente degradación de las fuentes de agua potable, tanto química como bacteriológica, acentuada en progresión geométrica en las últimas décadas del siglo XX, ha reducido dramáticamente la disponibilidad de agua.

La utilización de cloro por parte de las empresas que regulan el suministro de agua potable es de uso habitual ante esta problemática. El cloro genera diversas consecuencias que son nocivas para el organismo.

Ante esta situación es sumamente importante que el agua que consumas sea purificada para asegurarte la calidad de la misma y así no verte en el riesgo de contraer alguna de las enfermedades transmitidas por el agua (cólera, fiebre tifoidea y salmonella, entre otras) o de consumir contaminantes o sedimentos que no deberían ingerirse.

A pesar de la importancia que representa beber agua diariamente y en cantidad suficiente para cubrir las necesidades de tu organismo, disponer de agua pura no es tan sencillo como parece. La contaminación ha afectado las fuentes de abastecimiento en las últimas décadas. La solución de este contraste entre la necesidad de consumir agua, por un lado, y las crecientes dificultades para purificarla, por el otro, constituye uno de los principales desafíos del hombre en el futuro inmediato.

X